Un paseo a las Islas Cies

Islas Cies

Díganme por favor que no soy la única que cuando se le mete algo en la cabeza no hay quien se lo saque. Sobre todo si de atuendos se trata, y es que cuando sé que voy a algún lugar o tengo una “ocasión especial” inmediatamente comienzo a imaginarme que quiero ponerme y una vez lo tengo en mente no hay manera de que me vista con otra cosa.

Hace unos días daba como yo le llamo, “la vuelta de la discordia”, porque es una maldad ver tanta ropa bella y no comprársela, pero la verdad cuando voy de compras necesito tomarme mi tiempo y como ya no dispongo de eso, prefiero ir unos días antes a chequear lo que me puede ir gustando y luego así el día que puedo ya voy sobre la marcha, el punto es que me quedé enamorada de muchas cosas, pero especialmente de una falda. 

Como me imaginaba, el momento para usarla surgiría, y así fue, justo esa semana se celebraba un día feriado, el 8 de diciembre de diciembre día de la Inmaculada Concepción, así que mi novio y yo aprovechamos la ocasión y planificamos para ir a un lugar hermoso que ya teníamos muchas ganas de conocer, las Islas Cíes, un conjunto formado por tres islas, la norte o Monteagudo, la del medio o Do Faro y la sur o San Martin, que conforman el archipiélago ubicado en la ría de Vigo, perteneciente a Galicia, España y que forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia.

Islas Cies
Islas Cies
Islas Cies
Al saber que iríamos a ese lugar, con semejantes paisajes de fondo para las fotografías, lo primero que se cruzo por mi mente era ir por la falda de la que les hable antes, y así fue, la sorpresa es que al llegar y probármela no todo resulto como quería, una cosa es ver la prenda colgada y otra puesta en tu cuerpo, la falda seguía siendo divina pero la tela era demasiado clara, casi transparente, por lo que decidí no arriesgarme y optar por algo más discreto, de manera que conseguí una segunda opción, un poco mas casual pero sobre todo versátil, que también me pareció encantadora, una falda larga en color gris con pliegues (tachones), y lo más importante para mí, era que me hacía sentir muy cómoda.

Llegado el día, y sabiendo lo que me esperaba, opte por lucirla con zapatos deportivos, una franela básica y por supuesto la cazadora encima (chaqueta, abrigo)… ¡Siempre apostando por la comodidad! El día era fresco, y los paisajes de la Cíes con sus arenas blancas no se hacían esperar, y es que ese lugar no decepciona a nadie, pues regala bosque, montaña y playa en uno solo. Quienes tengan la oportunidad de ir recomiendo no dejen de hacerlo, se puede visitar en barco privado, por lo que necesitaran un permiso de fondeo o través de una de las varias empresas de transporte que hacen viajes desde Vigo o Cangas, normalmente y si no me equivoco, los viaje los abren desde mayo aproximadamente pero he de decir que en esas fechas la afluencia de turistas es grande. Actualmente se realiza una campaña para que las islas sean declaradas patrimonio de la humanidad y es que nunca fue mejor utilizado el slogan, “El paraíso de los dioses”.

Islas Cies
Islas Cies
Islas Cies
Islas Cies

2 comentarios:

  1. Excelente prima me encanta tu pagina q sigan los exito un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias prima. Un fuerte abrazo y saludos a todos.

      Eliminar

Con tecnología de Blogger.